Feminismo

7 frases sobre mujeres, dichas por una mujer

by Andrés Borbón on 12 December, 2011

in Cómico, Curiosidades

Recientemente, Sara Fernández Flores ha dejado un comentario que se merece una entrada completa, la verdad.

Son solo 7 frases, pero siete frases divertidísimas y que, al menos yo, desconocía.

Así que he decidido poner el comentario completo de Sara (prácticamente no lo he tocado).

Gracias, Sara.

1) Casadas sí… presas no…

2) Solteras sí, solas jamás!!!

3) Hasta que llegue el indicado, disfrutando del equivocado!!!

4) Volver con tu ex? Noooooo!!!!!… Figurita repetida no completa el álbum…

5) Hombre que pide tiempo, quiere a otra… Tiempo solo da el reloj, nosotras no!!!

6) …Hombre que se va sin que lo echen, vuelve sin que lo llamen!!! Saca número y ponte al final de la fila…

7) Príncipe???? Naaaaaa mejor Lobo. Te ve mejor, te oye mejor y te come mejor…jjajajajajajajajaja

LO DICHO….. QUIERO UN LOBO EN MI VIDA!

Breve historia de la maternidad

by Andrés Borbón on 10 May, 2009

in Vida

Breve historia de la maternidadLa celebración del día de las madres tiene orígenes históricos más o menos oscuros. Los griegos celebraban a Rhea, la madre de los dioses, mientras que los antiguos romanos celebraban a Cibeles, una diosa madre.

En la antigua roma había una tradición en la cual, tras nacer, el bebé era puesto a los pies del padre. Si éste lo levantaba del suelo, significaba que lo reconocía, pero si lo dejaba ahí el niño estaba condenado a morir.

En la Edad Media la maternidad ganó terreno y poder, de la mano de la religión y del reconocimiento de María como madre virginal de Jesús, pero ser madre era un riesgo ya que la mortalidad era altísima por la fiebre puerperal y por las malas dietas. Sin embargo, ser madre confería un estatus especial a las mujeres ya que solían ser tan poderosas como sus hijos, en el caso de los nobles.

La maternidad, sin embargo, significaba también que la mujer era excluída de otras actividades, ya que a las niñas se les preparaba desde su más tierna infancia para esta tarea, excluyéndolas del trabajo remunerado, del estudio de profesiones y del panorama político

La revolución industrial cambió un poco esto, ya que se comenzó a ver a las mujeres como mano de obra, lo que las capacitaba para ganar dinero, pero ello no las excluía de sus obligaciones maternales. Por lo tanto, la expectativa de vida de una mujer trabajadora disminuyó ostensiblemente.

En los 1930s el asunto cambió. Las mujeres de la clase media no debían trabajar, sino dedicarse a cuidar la casa y a los hijos y en los 1940s empeoró, ya que se les veía sólo como generadoras de hijos, que se convertirían en soldados para las guerras que había, y las que segurían (un poco al estilo de la antigua Roma).

En los 60s las cosas sufrieron un vuelco radical. Aparecieron los métodos anticonceptivos hormonales y muchas mujeres, finalmente, pudieron decidir sobre su descendencia, posponer la maternidad para estudiar y trabajar y participar en actividades políticas. Todo ello, obviamente, venciendo enormes resistencias por parte de los hombres, que veían invadidos sus terrenos por la nueva mujer.

El nacimiento del feminismo y los movimientos sociales provocados por organizaciones de este tipo consiguieron mucho: El voto para la mujer, su aceptación en las Universidades y en puestos laborales más elevados y un creciente número de mujeres trabajadoras. Mientras que en 1960 menos de un tercio de las mujeres trabajaba, para 1990 más de dos terceras partes de las mujeres trabaja y obtiene salarios que, poco a poco, se vuelven más cercanos a los de sus contrapartes masculinas.

Y la maternidad ha dejado de ser un obstáculo para el desarrollo de una mujer. Muchas trabajan, estudian, participan activamente en actividades políticas y sociales y el ser madres no las limita, ya que el hombre ha comenzado a participar activamente en las labores de crianza y educación de los hijos. Por supuesto que existen diferencias culturales, nacionales o debidas a la religión, pero el movimiento hacia el reconocimiento de los derechos de las mujeres y de la igualdad entre los sexos es algo imparable.

Adaptado de: A brief history of motherhood

woman_eyes.jpg

  1. Dentro de toda persona vieja hay una persona joven preguntándose qué demonios sucedió
    Cora Harvey Armstrong
  2. Los años más difíciles de la vida son aquellos entre los diez y los setenta
    Helen Hayes(a los 73)
  3. Un ginecólogo varón es como un mecánico automotriz que nunca ha tenido un auto
    Carrie Snow
  4. Ríe, y el mundo reirá contigo. Llora, y llorarás con tus amigas
    Laurie Kuslansky
  5. Un hombre tiene que hacer lo que tiene que hacer. Una mujer debe hacer lo que él no puede hacer
    Rhonda Hansome
  6. La frase “madre que trabaja” es redundante
    Jane Sellman
  7. Cada vez que cierro la puerta a la realidad, ésta entra a través de las ventanas
    Jennifer Unlimited
  8. Aunque una mujer debe hacer lo que debe hacer el doble de bien que un hombre para ser considerada la mitad de buena, eso no resulta tan difícil
    Charlotte Whitton
  9. Treinta y cinco es la edad en que las partes de tu cerebro se unen por fin y cuando las partes de tu cuerpo comienzan a separarse
    Carry Leschen
  10. Trato de afrontar un día a la vez, pero a veces varios días me atacan al mismo tiempo
    Jennifer Unlimited
  11. Si no puedes ser un buen ejemplo, entonces debes convertirte en una horrible advertencia
    Catherine
  12. No me ofenden todas esas bromas acerca de las rubias tontas, porque no soy tonta.. y tampoco soy rubia
    Dolly Parton
  13. Si los tacones altos fueran tan maravillosos, los hombres seguirían usándolos
    Sue Grafton
  14. Cuando las mujeres están deprimidas comen o se van de compras. Los hombres, en cambio, invaden otro país
    Elayne Boosler
  15. Detrás de cada hombre exitoso hay una mujer sorprendida
    Maryon Pearson
  16. En Política, si quieres que algo sea dicho, pídeselo a un hombre… pero si quieres que algo se haga, pídeselo a una mujer
    Margaret Thatcher
  17. Nadie te puede hacer sentir inferior sin tu permiso
    Eleanor Roosevelt
  18. Dentro de mí vive una mujer delgada gritando por salir. Pero usualmente le tapo la boca con galletas
    Anónimo

Comercial sexista: Preparando una taza de café

by Andrés Borbón on 15 October, 2008

in Cómico

No me quiero meter en problemas con las damas que leen el blog, pero no pude evitar poner este video que anuncia un café instantáneo (Folgers). El marido sabe cómo tratar a una mujer (je, je) al decirle que su café es “imbebible” y que la chica de la oficina lo hace mejor que ella.

Y he aquí que la buena mujer le confiesa sus preocupaciones a una amiga, quien le da el consejo de su vida: Usar café Folgers.

Ahora sí, chicas: ¡Duro! Que no quede la menor duda de quién manda ahora.

Link al video