Robot gusano

by Andrés Borbón on 29 September, 2012

in Ciencia, Tecnología

En un trabajo colaborativo entre el MIT, Harvard y la Universidad de Seúl, los científicos involucrados han conseguido crear un robot construido con una malla de níquel y titanio que al calentarse o enfriarse se extiende o se contrae, consiguiendo así que el gusano robot se mueva en diversas direcciones y avance, retroceda o se curve.

La aleación de estos materiales tiene memoria, lo que hace que sea resistente a golpes con un martillo e inclusive a un pisotón.

Inicialmente, puede parecernos un invento ocioso, pero los investigadores confían en que esta nueva generación de robots biomiméticos tenga utilidad en medicina, en arqueología e, inclusive, en la elaboración de ´”músculos” más resistentes y dúctiles para robots más complejos.

Yendo más lejos, tal vez esta simple solución pueda generar músculos para personas que han perdido masa muscular por alguna enfermedad degenerativa o traumática, e incluso para aquellos que han perdido la movilidad de una o varias extremidades.

La biomimética es una ciencia que busca desvelar cómo la naturaleza ha resuelto algunos de los problemas más complejos de la manera más económica, eficiente y sencilla, y usar esos conocimientos en la elaboración de instrumentos, máquinas o modelos teóricos con un porcentaje de éxito mayor.

…finalmente, la naturaleza y la evolución son más inteligentes que nosotros, pues han tenido millones de años para probar millones de soluciones a un problema específico mediante el primitivo método de la prueba y el error.

¿Una prueba de esta aseveración?: La especie humana, creada mediante este método mediante millones de mutaciones fallidas y otros tantos millones de mutaciones exitosas.

Los expertos en biomimética se hacen la pregunta básica: ¿Para qué probar con modelos nuevos cuando en muchos casos la naturaleza ya ha resuelto el problema?

Link al video

-

Previous post:

Next post: