Ser verde no es gracioso

by Andrés Borbón on 28 June, 2012

in Noticias

verde por siempre-02

Te inscribes en una carrera de fondo pero no quieres correr como todo el mundo, así que decides disfrazarte. Elijes ser Hulk y compras dos frascos de un maquillaje que untas por todo tu cuerpo. Complementas el disfraz con unos pantalones rotos y ya está: Eres Hulk

Tras la carrera (donde resultas todo un éxito), regresas a casa y decides que ya has sido verde demasiado tiempo, así que entras en la regadera y comienzas a tallar, pero la pintura no sale. Debe ser de muy buena calidad, piensas.

Pero te equivocas.

Sigues tallando cada vez con mayor energía, pero continúas verde como una rana, o como el verdadero Hulk pero sin su estatura ni su fuerza.

Dos horas en la regadera tallando cada vez más violentamente y nada: Tan verde como al principio.

No puedes ir así a trabajar. Eres rescatista en un lugar con piscinas y cantante. Aún en Río de Janeiro, donde vives, un tipo verde llama la atención. No es época de carnaval, y la gente se asustará de ver un marciano caminando por la calles.

Así pues, decides demandar a la compañía que ha fabricado la pintura y a la tienda que te la vendió.

Tu nombre es Paulo Henrique dos Santos, tienes 35 años y acabas de aprender, de la forma menos agradable posible, que ser verde no tiene gracia.

verde por siempre-01

-

Previous post:

Next post: