Abriendo botellas de cerveza

by Andrés Borbón on 28 June, 2012

in Curiosidades

Una recopilación bastante completa de formas de abrir una cerveza sin usar un destapador común y corriente.

No soy un gran bebedor de cerveza, pero cuando destapo una botella uso el método tradicional, no estas técnicas que parecen, en algunos casos, algo peligrosas. Afán de exhibicionismo o no, lo importante no es abrirla, sino beberla.

Pero ellos no parecen opinar lo mismo. Incluso rompiendo el cuello de la botella les parece que el asunto ha salido bien (?).

Apelo al sentido común de los lectores para que se ciñan a los modos tradicionales de quitar la tapa, no vaya a ser que se traguen un trozo de vidrio y acaben en el hospital, o con molestias en el momento final de la digestión.

Las mejores, a mi criterio, son las tapas que con un simple y sólido giro se liberan de la botella, pues no requieren implemento alguno, y no hay pretexto para andar experimentando técnicas que pueden acabar mal.

Claro, beber una cerveza a veces precisa cierta exhibición de habilidad (más allá de beberla de un trago, como acostumbran los anglosajones) y está bien, siempre y cuando el método sea seguro y no se desperdicie mucho del vital líquido por pura vanidad, que termina equivaliendo a un pecado.

Recuerdo a un amigo que las abría con los dientes y terminó en la sala de un odontólogo con una muela partida por la mitad, y otro colega que las abría a manotazos y acabó con un tajo en la mano que requirió varios puntos de sutura, por no hablar de aquél que presumía de abrirlas  a patadas y reventó cuatro antes de ceder en el intento ante las protestas de los presentes por el desperdicio que sus ansias histriónicas habían provocado.

En resumen, basta un destapador común y corriente para satisfacer la sed. Y si el individuo insiste en sus excentricidades, más vale mandarlo en taxi a su casa.

-

{ 0 comments… add one now }

{ 1 trackback }

Leave a Comment

Política de Comentarios

Previous post:

Next post: