Imágenes residuales

by Andrés Borbón on 2 January, 2012

in Ciencia, Curiosidades, Medicina

imagen-residual

Esta no es propiamente una ilusión óptica, sino un fenómeno fisiológico conocido desde hace siglos aunque la explicación sigue eludiendo, en el fondo, a los especialistas en el campo.

Si miran fijamente la cruz en el centro de la imagen, cuando los círculos amarillos desaparezcan verán, en su lugar, polígonos azules-violetas que se originan por la persistencia en la estimulación de la retina (la parte del ojo sensible a la luz). La forma poligonal se debe a la cercanía de los círculos amarillos, que limitan las sombras deformándolas de acuerdo al número y localización de los “vecinos” que tengan en la primera imagen.

¿Por qué la imagen residual es de color diferente a la original? Primero, porque es indispensable que el cerebro sepa que los círculos han desaparecido, y son azules porque los conos en la retina detectan el azul, el rojo y el verde. Si observamos durante un tiempo un objeto rojo, la imagen residual será verde, y viceversa. Si observamos un objeto azul, la imagen residual será amarilla y viceversa. No hay conos que detecten el amarillo, por lo que para ver este color se produce una inhibición activa de los conos azules y al desaparecer el estímulo hay un breve instante en que estos se activan compensando la inhibición a la que estuvieron sometidos.

La imagen fantasma es un fenómeno retiniano, pero la creación de las aristas y los bordes de los polígonos en esta se debe a la actividad de la corteza temporal posterior (el límite entre la corteza temporal y la occipital) donde se perciben los patrones lineales, las curvas y algunos elementos complejos (patrones visuales) que ayudan al reconocimiento de los objetos y la organización espacial de estos aún antes de que seamos conscientes de lo que son, o de que están ahí.

-

Previous post:

Next post: