¿El Hombre Más Afortunado del Mundo?

--ANUNCIOS--

by Andrés Borbón on 18 October, 2007

in Cómico, Curiosidades, Sorprendente

Selak_200

En un frío día de enero de 1962, un maestro de música croata llamado Frane Selak viajaba de Sarajevo a Dubrovnik en tren. Bueno, por lo menos es ahí donde él pensaba ir. No sabía que estaba a punto de embarcarse en una extraña odisea de 40 años, marcada por extraños accidentes y experiencias cercanas a la muerte.

El tren que llevaba a Selak en 1962, inexplicablemente se salió de las vías y se sumergió en un río congelado, matando a 17 pasajeros. Selak se las ingenió para nadar hacia la orilla, sufriendo hipotermia, raspaduras y un brazo roto, pero muy feliz de estar vivo.

Un año después, Selak estaba en un avión viajando de Zagreb a Rijeka cuando una escotilla se desprendió del avión y fue expulsado del avión. Unos minutos después, el avión se estrelló y 19 personas murieron. Pero Selak despertó en un hospital. Fue encontrado en un montón de paja y sufrió solamente heridas menores.

En 1966, estaba viajando en un autobús cuando éste se salió del camino y cayó en un río. Cuatro personas murieron, pero no Selak. Sólo sufrió algunos cortes y raspaduras.

En 1970, estaba conduciendo cuando su automóvil se prendió en llamas. Se las arregló para detenerse y salir justo antes de que el tanque de combustible explotara, envolviendo el auto en llamas.

En 1973, una bomba de gasolina defectuosa dispersó gasolina sobre la máquina de otro de los automóviles de Selak mientras él manejaba, haciendo que salieran llamas de los ductos de ventilación. Su única lesión: Perdió la mayor parte de su cabello. Sus amigos comenzaron a llamarlo "Suertudo"

En 1995 fue atropellado por un autobús en Zagreb, pero sufrió sólo heridas menores.

En 1996, estaba conduciendo en un camino montañoso cuando dió vuelta en una curva y vió un camión dirigiéndose directo a él. Condujo el auto hasta un acotamiento, saltó de él y vió cómo su auto explotaba, 100 metros abajo.

Para entonces, ya comenzaba a tener fama internacional por sus sorprendentes actos de supervivencia. "Pueden verlo de dos maneras", dijo Selak. "Soy el hombre más desafortunado del mundo o el más afortunado. Yo prefiero verlo de la última forma".

¿Cómo termina la historia de Selak? Afortunadamente, por supuesto. En junio del 2003, a la edad de 74 años, Selak compró su primer boleto de lotería en 40 años… y ganó más de un millón de dólares. "Ahora voy a disfrutar mi vida", dijo. "Siento como si hubiera vuelto a nacer. Sé que Dios me ha estado cuidando todos estos años". Dijo a los reporteros que planeaba comprar una casa, un auto, una lancha de motor y casarse con su novia. (Ha estado casado cuatro veces y ha dicho: "Mis matrimonios también fueron desastrosos").

En 2004, Selak fue contratado para protagonizar un comercial Australiano para Doritos. Inicialmente, aceptó el trabajo, pero después cambió de opinión y rehusó volar a Sydney para la filmación. La razón: Dijo que no quería poner a prueba su suerte.

Traducido por TecnoCulto de la entrada publicada originalmente en: Neatorama.

-

Previous post:

Next post: